Gracias a su dominio tecnológico y al talento de sus propios ingenieros y diseñadores, ENCAVA ha demostrado su capacidad para adaptarse a las innovaciones del marco legal en materia de transporte colectivo, así como para satisfacer cabalmente los requerimientos de clientes con necesidades específicas.

Un caso especialmente desafiante fue el relativo a la Ley para las Personas con Discapacidad, promulgada en enero 2007. La misma exigió que las nuevas unidades de transporte “dispusieran de estribos, escalones y agarraderos, así como rampas o sistemas de elevación y señalizaciones auditivas y visuales, que garanticen plena accesibilidad, seguridad, información y orientación a las personas con discapacidad”, además de un mínimo de un asiento con sujeción especial igualmente destinado a los usuarios con discapacidad.

ENCAVA asumió cabalmente esta responsabilidad, incorporando todos los dispositivos y sistemas necesarios para satisfacer las necesidades especiales de ese sector de la población.

Por otra parte, ENCAVA ha destacado por su capacidad innovadora al adaptar modelos destinados a funcionar como ambulancias, unidades odontológicas móviles y unidades policiales. Ello ha implicado un concienzudo trabajo en el rediseño de los espacios interiores y en reforzamiento de las estructuras de protección, por mencionar sólo dos de los retos afrontados en cada uno de los casos.